Mira y también ve.

Imagen193.jpg
Mi hija Micaela hoy ha armado un rompecabezas de cien piezas…ya
lo ha completado. Me ha dicho – apuntando a una de las piezas- Esta, es la que
más me ha costado…y estaba frente a mis ojos.
Mediten en ello... ¿cuántas veces
las cosas importantes para nosotros están frente a nuestros ojos??

Sobre lo bello y sublime.

mercado_cardonal.jpg

Princesitas y principitos. Hay quienes nacieron para vivir en la belleza pacifica y armoniosa, esa que describe Kant en "Observaciones a lo sublime y lo bello".  Así es la realidad, como hay otros que estarán viviendo toda su vida otra belleza, la que esos anteriores principitos y princesitas nunca han visto y han vivido y que igualmente es tan bella en todo aspecto.

A veces me detengo y observo a las personas del mercado donde hago habitualmente las compras. Esas mujeres tostadas por la brisa marina y por el sol. Esas mujeres que no se han tinturado y han dejado que la mano del tiempo peine sus cabellos. A esos hombres de arrugada faz, donde ha quedado tallado el esfuerzo de la vida. A esos individuos que se han levantado en la mañana  y que sin degustar una tibia y limpia agua. Han colocado sobre si su atuendo para ir a trabajar. Aquel que grita desaforado a “gambita” los ajos. Y aquella que me quita las hojas al choclo que he comprado, esa hermosa mujer que no ha atendido a su dentadura por pagar los estudios de sus hijos. Son bellas personas que hacen del mundo su habitad, ese mundo que comparto. Hay belleza en la mayor parte de los que habitamos esta tierra…y lo sublime de todo aquello es que yo me doy cuenta de eso y también de lo feo que me permite justamente  verlo.

 

Pd: Y para los que no la ven, no se preocupen de dar su opinión, no me interesa, ja.

Holocausto

gabor2.jpgGabor.jpg

Ingresamos en fila a través de una pequeña puerta. He quedado encandilada. En la oscuridad me aferro a una baranda a mano izquierda, a mi derecha el muro circular, una voz por alto parlante pronuncia
― Gabor Neumann, 4 años, Auschwitz.
Todos en silencio avanzamos lentamente para no tropezar y para que nuestros ojos vayan adaptándose a ver en la penumbra.
― Marina Smargonski, 3 años, gueto de Riga.
A lo lejos en el centro veo unas luces tenues, luego dos tres, cuatro…
― Guta Manela, 5 años, Treblinka.
Cientos de lucecitas colgando en la inmensa negrura de ese espacio…
― Valentina Zbar, 6 años, Ucrania.
Luces que representan esas almas, elevándose hasta el infinito, son el reflejo de las cuatro velas que están en el centro a través de miles de pequeños espejos. Velas que queman como muchos de ellos les fueron quemados sus cuerpos. Velas que queman ejecutando el ritual del holocausto, que llevaba el aroma del incienso a los pies de Dios, nuestro Eterno y único Creador. Que a diferencia de los sacerdotes dotados del ministerio, los hombres desvirtuaron llevando el fétido aroma de cuerpos calcinados encumbrando sus ceniza junto al humo, ese humo que oscureció el cielo de lamentos.

Este fue la impresión que tuve al visitar el museo del holocausto en Jerusalén, Israel. Más precisamente en el memorial a los niños llamado Yad Vashem.

“Yo les daré lugar en Mi casa y dentro de Mis muros [...]. Les daré un nombre permanente [un “yad vashem”], que nunca será olvidado." (Isaías 56:5).

En Yad Vashem, donde se recitan continuamente los nombres cada día desde el amanecer hasta el ocaso, uno a uno sin ser repetidos y que nuevamente comienza después de tres años. ¿imaginan el número de pequeñas victimas?

Este holocausto nunca será olvidado. Es el símbolo de lo más oscuro que un ser humano puede hacer con otro ser humano, deshumanizarlo.
¿ Quién fue el precursor de esta idea? Aquel que sabía que en ese tiempo habría de nacer un Mesías. Tal como fue en el tiempo del faraón en Egipto, que mando a matar a todos los niños varones que tuviesen los judíos esclavos y tal como fue en el tiempo de Jesús cuando Herodes envío a matar a los niños menores de dos años. Así Hitler se había instruido en las ciencias ocultas para investigar sobre ese tema. El obtuvo el conocimiento de que en ese tiempo también habría de nacer un mesías en la tierra, eso alrededor del año 1940. Para no cometer errores y bajo la ideología de construir una súper raza, instó al mundo alemán a exterminar a todo judío, ocultando su verdadera razón. Pero tal como lo recita la Torá, el pueblo de Dios no podrá ser jamás exterminado, mucho menos el Mesías.

"Es que ni siquiera por todo eso, cuando estuviesen en tierras ajenas, los desecharé totalmente ni Me dejaré llevar por Mi ira para anular Mi pacto con ellos, por cuanto Yo soy su Dios el Eterno." (Vaikra 26:44)

Oye esto...huelelo, miralo, gustalo, o tocalo.

Siempre los hombres han creído ser más, es su estupidez. El hombre es lo que es, un hombre nada más.

Dios es superior, quieran o no quieran creerlo.

Dios es gracias a él mismo, nosotros gracias a él.  Así el mismo hombre lo ha escrito, y en la grandeza de ese mismo hombre, él es.

Si quieres desacreditarlo, desacreditas al hombre mismo.

El hombre es una maravilla creada por otra maravilla más grande. Así es el orden.

Porque toda creación tiene un orden.

El gran misterio, creando misterios.

Preciosa es la creación, a ella yo canto. Mis células, mi vientre y mis tripas también.

Observa

Observa…

Permíteme… ¿sabes observar?

¿Sabes escuchar?

¿Sabes tocar?

¿Sabes oler?

¿Sabes gustar?

¿Sabes mirar?, ¿Sabes mirar?...M I R A R

Abre tus ojos…ahí está la hermosa y fresca naturaleza…ahí los árboles, los pájaros cantando…la suavidad del pétalo de alguna flor…de cualquier flor. (Esa que más te gusta)…huele el aroma de su interior…te hueles a ti mismo…hueles al que está contigo, ese que está junto a ti. ( ríe, ríe también, que aún  cuando hagas un chiste de ello, te vas a dar cuenta que no lo has hecho).

¿Has sabido saborear un beso...la dulzura su acidez o su sal? Mira a tu alrededor… ¿Por qué eres incapaz de ver?, ¿Eres incapaz de amar?...ahí está la esencia del hombre, ahí la esencia de Dios. Tu culpabilidad, tu sufrimiento, tu tristeza… ahí en ese amor… que transforma todo tu ser. Ese amor que te convierte en un ser, que escucha, que toca, que huele, que gusta, y que mira. Siempre recuerda mis palabras, recuerda de donde provienen. De una, que fue creada igual que tú. Por aquel misterio, Dios.

Tinta negra.

El lápiz de tinta está para la….

Me acabo de teñir los dedos de negro. Observo la mancha entre mis dedos. El dedo índice tiene una mancha que es similar a una imagen de un caballo y el pulgar una manchosa que simula un lago rodeado de montañas. Un lago de aguas calmas verde turquesa. La tapa está inundada, arrugo un trozo de hoja a cuadros de mi block y la introduzco para limpiar el interior de la tapa. Bueno esto pasó.

Junto mis dos dedos y hago beber agua al caballo de aquél lago.

— Bebe caballito.

Observo mi mano izquierda mientras escribo esto. Tres dedos apuntan al techo. Un gesto, un poquitín. Así jugábamos a las sombras con mi hermano a la luz de la  lámpara.

MI gallito un collar tiene. Mi hamsa.

Mi hamsa, una mano de cinco dedos y tres apuntando, en el otro extremo tres estrellas la menor entre una mediana y otra grande.

En mi dedo anulas tres anillos, antes, durante y después.



Comentarios recientes

Cerrar