Afuera hace frío

tiniebla.jpg

Tinieblas en el campo mientras la vida muere y la muerte vive.

Faena la tierra con locura ultrajando la pureza de algunos.

Antes del anochecer entré en el aposento.

Escucho ahora voces que claman por entrar.

Son tiempos peligrosos, peligroso tiempo es.

Cuida tu caminar.

Cielo estrellado.

cielo_estrellado.jpgNuestra naturaleza encierra ambos colores.

Siempre tratamos de reposar en el blanco.

Ahuyentamos las tinieblas que nos espantan, con la luz.

A veces, algunos son oscuridad, a veces otros son luz; algunos enloquecen al anochecer, vuelven a la cordura cuando el sol aparece al amanecer.

Disfruto del día como de la noche.

En el cielo veo miles de estrellas, con sus ojos centellantes cual diamantes sobre el terciopelo azul inmenso, ellas también me observan, me siento feliz. Soy una de ellas en el infinito.

*Los muertos, muertos están.

muerto.jpg

 

¿Por qué la cultura de adorar a los muertos? ¿Por qué en vida no le admiraron?

Cuando aquel descansa bajo tres metros de tierra, o cuando ese se ha convertido en ceniza. Recuerdas lo que “ese” hizo. ¡Que lamentable!.

Es fácil hacer héroes a los muertos, crear ideales he ilusiones de ellos. Porque no están para desmentirlos. Para decir que aquello, es fruto de tus propios pensamientos, entonces los argumentas bajo los ideales de aquel fallecido.

Estamos vivos. ¿Quién desea admirar mi actuar ahora?, ninguno. ¿Debo morir para que prestes atención a mis palabras?

No hago poesía de los muertos, a penas me alcanza para recordar a mis queridos desaparecidos de esta dimensión, es que mi sangre clama por ellos. Estoy aquí para ser testimonio de ellos y para ellos, yo soy la poesía que los recuerda, estoy viva.

 

 

Nota al pie: *(algunos vivos parecen muertos también.)

Anti poema de ti mismo.

espejo.jpg

 

Hay personas y personas.

Hay egos y egos.

Los reconozco.

Nadie verá si no quiere ver.

Solo verán lo que quieren ver.

Así es la naturaleza humana.

Mientras, se excusarán…

no asumirán la responsabilidad,.

Culparán a otros,

Esos otros, (no lo sabes)

Son ellos mismos.

Porque cuando hablas de otro,

Hablas de ti mismo.

Así es la naturaleza humana.

 

Ahora voy a danzar, eso me encanta.

Ve más allá.

aguila.jpg

Más allá, ve más allá.

Sabiondos de lo terrenal, ignorantes de lo divino, ¡Que dolor! ¿Puede haber mayor desilusión?

Encontrar que en nada han avanzado espiritualmente, simplemente han llenado su vacio con cosas temporeras.

Reposarán en lo bajo como cenizas. Mis pies no se ensuciarán con ella, pues he de volar muy alto.

Más allá, ve más allá.

 

Sobre lo bello y sublime.

mercado_cardonal.jpg

Princesitas y principitos. Hay quienes nacieron para vivir en la belleza pacifica y armoniosa, esa que describe Kant en "Observaciones a lo sublime y lo bello".  Así es la realidad, como hay otros que estarán viviendo toda su vida otra belleza, la que esos anteriores principitos y princesitas nunca han visto y han vivido y que igualmente es tan bella en todo aspecto.

A veces me detengo y observo a las personas del mercado donde hago habitualmente las compras. Esas mujeres tostadas por la brisa marina y por el sol. Esas mujeres que no se han tinturado y han dejado que la mano del tiempo peine sus cabellos. A esos hombres de arrugada faz, donde ha quedado tallado el esfuerzo de la vida. A esos individuos que se han levantado en la mañana  y que sin degustar una tibia y limpia agua. Han colocado sobre si su atuendo para ir a trabajar. Aquel que grita desaforado a “gambita” los ajos. Y aquella que me quita las hojas al choclo que he comprado, esa hermosa mujer que no ha atendido a su dentadura por pagar los estudios de sus hijos. Son bellas personas que hacen del mundo su habitad, ese mundo que comparto. Hay belleza en la mayor parte de los que habitamos esta tierra…y lo sublime de todo aquello es que yo me doy cuenta de eso y también de lo feo que me permite justamente  verlo.

 

Pd: Y para los que no la ven, no se preocupen de dar su opinión, no me interesa, ja.

Equilibrio.

espiritu3.jpgHemos nacido en un mundo que tiene su propio espíritu, el espíritu de lo terreno.

Todo espíritu es de una dimensión invisible a nuestros ojos. Los espíritus acampan alrededor de nosotros y nos influencian. Los espíritus son parecidos a las ondas, o a las frecuencias. Es como si nosotros fuésemos unas radios que captamos esas radioemisoras por medio de las ondas. Esto es una forma de describirlo pero los espíritus son mucho más sutiles que las ondas. Residen en otra dimensión que se encuentra paralela a esta, pero no pertenecen a esta tercera dimensión, sino, a otra. Ellos habitan la dimensión de lo invisible. Los espíritus tienen formas. Nosotros cuando nacemos adquirimos el espíritu terrenal. También podemos adquirir el espíritu celestial. Para adquirirlo se requiere de cierto mecanismo.  Al adquirir el espíritu celestial obtenemos ciertas cosas que no podemos poseer con el espíritu terrenal.

Todo ser humano si adquiere el espíritu celestial debe vivir con ambos hasta el momento en que sea transformado si es que ha trabajado en ese fin, y en el intertanto deberá equilibrar su vivir. Sabrá que posee ambos espíritus y tendrá que distinguir cuando está siendo influenciado por uno o por otro.

Soñar te libera.

so_ar2.jpgCada persona se hace un mundo propio para poder reinar todo poderoso. Cada cual crea sus propias reglas en ese mundo, es que un mortal no puede vivir sin límites y los primeros, se los crea él mismo. Su cuerpo tiene límites en esta dimensión, su pensamiento también. Escapa del yugo por medio de sus sueños.

Puede soñar positivo o puede soñar negativo. Puede que haga realidad alguno de sus sueños, o los negativos, o los positivos. Cuando los sueños se hacen reales pasan a la dimensión del pensamiento donde se estructura, se modela o se diseña. Luego se crean.

Vive su mundo.

Si sigue soñando y sueña que hay otros mundos sobre su mundo, se libera. Los límites que se crea a veces le hacen esto difícil. Si conoce bien aquellos límites podrá saber donde terminan, sino conoce esto, será un esclavo siempre.

La felicidad de ser infelices.

Quise escribir un ensayo de este tema, pero desistí de esa idea. Concluí que la mayoría no va a comprender mi punto de vista. Lo cual me da un inmenso placer, ya que me permite comprobarlo en su plenitud.

A la mayoría nos encanta ser infelices. Nos gusta sentir pena por nosotros mismos. Y sobre todo inspirar esta pena en los demás. Para eso recurrimos a una serie de triquiñuelas para cautivar la atención de aquel que en esta ocasión le ha tocado ser el oyente de nuestras calamidades. Si nos preguntan como estamos enseguida contestamos “bien pero…” y en esos puntos suspendidos van todas las tristezas más grandes de este mundo. Es que las cosas buenas ya no son tan importantes. Los titulares felices en un diario no llaman la atención. Las noticias agradables son escasas en la televisión. ¿ por qué? Es que estar bien no está de moda. Es que estar bien no es interesante.

La ignorancia del hombre lo cree sabio en si mismo. Entonces transforma la realidad a su gusto para que otros le acompañen. Y esto porque no acepta que nace solo y que va a vivir solo en medio de la compañía de otros tan solos como él. He ignora que la única solución a esta soledad es descubrir que tiene a Dios de su lado y que junto a Él ya no está solo. Cuando descubre esto, su infelicidad se esfuma. Concluyo con una de las frases célebres de uno de mis escritores favoritos; Dostoyevsky “Eres infeliz porque no te das cuenta  que eres feliz”.

Estar o no estar, ese es el dilema.

tierrasol.jpg

Cuando nadie sabia que la tierra giraba en si misma.

Cuando nadie sabia que la tierra giraba alrededor del sol.

Aquel que lo supuso, fue catalogado de loco.

 

¿Cuántas veces he de estar loca?

 

Luego fue probado ante la intelectualidad, que eso es así, entonces,

¿Qué de aquel que lo supuso? Aquel ya no es un loco.

 

¿Cuántas veces he de estar cuerda?

 

Se que no he de morir,

aun cuando parezca que voy a morir a ciertos ojos,

yo viviré.

 

¿Dime si el trigo al caer en tierra muere?

 

Muere y no muere, vive.

 

¿Qué ves tú?



Comentarios recientes

Cerrar